Día Mundial de la Alimentación, ¿Cómo ayuda la tecnología a proveer alimentos?

  • El Día Mundial de la Alimentación, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, responde a los problemas del hambre y busca combatir la desnutrición y contribuir a garantizar la disponibilidad de alimentos.
     
  • La pandemia COVID-19 podría aumentar el número de personas con hambre al elevar la cifra entre 83 y 132 millones en comparación con 2019.
     
  • Para 2050 se estima que la población sea de 10 mil millones de personas, por lo que la producción de alimento requerirá un aumento de entre 60% y 70%.

– La producción sostenible y el incremento de los rendimientos en el sector agrícola se han convertido en factores indispensables para asegurar el cultivo de más y mejores alimentos. Syngenta, como empresa líder en innovación, entiende su rol en el desarrollo del campo a través de tecnología que contribuya a incrementar la disponibilidad de alimentos para una población creciente. 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), más de 2,000 millones de personas no tienen un acceso regular a alimentos inocuos y nutritivos, y se espera que esta cifra aumente debido a la demanda que alcanzará la población para 2050, situación que está contemplada dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

Ante ello, y como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre), Syngenta, empresa líder a nivel mundial en tecnología para la agricultura, reconoce la importancia de proveer alimentos a la población global y proporcionar soluciones que contribuyan a reducir el número de personas que cada noche se van a dormir con hambre. 

Javier Valdés, Director General de Syngenta para México y Latinoamérica del Norte, resaltó la responsabilidad del desarrollo tecnológico para proveer alimentos nutritivos e inocuos. “Para 2050, la población mundial será de casi 10,000 millones de personas y se requerirá aumentar entre 60% y 70% la producción de alimentos, para lograrlo es necesario tecnificar nuestras áreas de agricultura. Nuestra responsabilidad como empresa es contribuir a la seguridad alimentaria y asegurar que se produzcan alimentos sanos y sostenibles para la población global. El principal objetivo es proporcionar tecnología a los agricultores que les permita satisfacer la demanda creciente, mientras cuidan el medio ambiente”, señaló.

Syngenta, a través de su programa The Good Growth Plan, que consiste en desarrollar tecnología dirigida a incrementar el rendimiento de los cultivos cuidando el medio ambiente y a los trabajadores del campo, alcanzó en sus primeros 6 años, aumentar 18.8% el rendimiento de cultivos clave como maíz, tomate o papa entre pequeños productores; además de impactar 14.1 millones de hectáreas de suelo para agricultura y beneficiar ayudar a que la diversidad florezca en 8.2 millones de hectáreas para cultivos.

Javier Valdés señaló además que “hemos fortalecido a 26.2 millones de pequeños productores y capacitado a 42.4 millones de agricultores en el buen uso y manejo de nuestras soluciones, así como certificado a 99% de nuestros proveedores en programas de sustentabilidad y trabajo justo”.

A partir de 2020, y para contribuir con la mitigación de los efectos de la pandemia y el cambio climático, inició la segunda edición de The Good Growth Plan, bajo el lema “Ayudando a los agricultores a enfrentar el cambio climático” que se enfocará en acelerar la innovación para resolver situaciones relacionadas con el cambio climático, buscar una agricultura carbono neutral y contribuir a la seguridad de los trabajadores agrícolas.  

La pandemia y las plagas agudizan el problema
El Día Mundial de la Alimentación responde a la necesidad de sensibilizar a los pueblos del mundo y combatir el hambre, la falta de acceso a los alimentos la y desnutrición, que van en aumento desde 2014, a través de sistemas alimentarios sostenibles. Sin embargo, este día no es como cualquier otro año. Según datos de la FAO, la pandemia por COVID-19 podría aumentar entre 83 y 132 millones el número de personas con hambre en comparación con 2019.

La pandemia ha agudizado los problemas de alimentación a nivel global en materia de productividad y por riesgo de contagio, a lo que se suma el incremento de plagas y enfermedades que ponen en riesgo la sanidad y evitan el acceso de alimento a una mayor cantidad de personas. Se estima que entre 20% y 40% de la producción agrícola se pierde cada año por plagas, cifra que se elevaría este año.

Es por ello que Syngenta trabaja para combatir las plagas y enfermedades que se dan en los cultivos. “La tecnología que pone Syngenta en manos del productor busca mayor rentabilidad, bajos costos de producción y combatir las plagas y enfermedades que amenazan a los cultivos. Necesitamos de la innovación tecnológica para resolver los problemas de plagas, enfermedades y malezas, y con esto garantizar la producción de más y mejores alimentos.  Buscamos una mayor eficiencia en productividad del campo”, agregó Javier Valdés.

El Día Mundial de la Alimentación hace un llamado para apoyar a los sectores más vulnerables que padecen hambre y preservar el acceso a los alimentos inocuos y nutritivos, lo que es una necesidad que debe ser respondida aún terminando la pandemia por COVID-19. El desarrollo tecnológico en el campo es clave para producir y comercializar alimentos suficientes y seguros que cubran las demandas globales actuales.  

Share:

Leave a Reply

2020 © InfoAgro Exhibition Mexico